Contáctanos

 

Donde está PreNatal...

El humo de las cocinas afecta la salud de la madre y del bebé

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Share

Esta investigación publicada en la revista médica británica The Lancet tuvo como objetivo observar cómo la contaminación proveniente del humo de las estufas afecta a las mujeres embarazadas, los bebés en el vientre y los neonatos, medir la exposición a la contaminación del aire doméstico durante estos periodos y entrenar al personal médico para poner en práctica medidas con respecto al desarrollo neurológico infantil.

Para el estudio se tomaron en cuenta 37 mujeres embarazadas indígenas y 31 recién nacidos provenientes de las comunidades rurales de Guatemala. Los resultados de este estudio reportaron que el 11% de la población cocina a fuego abierto, mientras que el 89% usan cocinas de leña deterioradas (quemadas o sin mantenimiento). La exposición máxima promedio de 15 minutos al humo presentó alrededor de 16.9 partículas de monóxido de carbono por millón durante el período neonatal y 13.3 partículas por millón durante el período neonatal.

Como resultado, 27% de los infantes nacieron con bajo peso (menos de 2,5kg) y 8% nacieron prematuramente (menos de 37 semanas). Si bien la exposición de la madre a la contaminación del aire doméstico fue más alta que la de los neonatos, la exposición de ambos fue más alta de lo saludable. Con respecto a los neonatos, se identificaron deficiencias moderadas y severas del neurodesarrollo en ocho dominios: aquellas basadas en deficiencias de habilidades motoras finas en un 13% y gruesas en un 32%, deficiencias del habla en un 16%, cognoscitivas en un 16%, comportamiento en un 13%, trastornos de déficit de atención en un 13%, falta de visión en un 3% y falta de reflejos primitivos en un 23%.

Las mujeres en estado de gestación que participaron en el estudio fueron situadas en los principales centros médicos y sometidas a algunos exámenes médicos prenatales. Se realizaron tres visitas domiciliarias durante el embarazo para monitorear la exposición prenatal al monóxido de carbono e hidrocarburos aromáticos policíclicos. Asimismo, se realizaron otras visitas entre las 48 horas de nacimiento, 1, 3, 6, 9 y 12 meses de nacimiento del bebé para evaluar la exposición a la contaminación del aire doméstico y medir su desarrollo neurológico con un instrumento de evaluación rápida de neurodesarrollo.

Este importante estudio, respaldado por la Universidad de California y la información recopilada, serán usados para el desarrollo de futuros estudios e intervenciones acerca de la contaminación del fuego de cocina y así medir los efectos de la reducción de la exposición a la contaminación de aire doméstico en bebés con bajo peso, prematuros e infantes con deficiencias neurológicas. Para más información acerca de este y otros estudios dirigirse a http://www.thelancet.com/journals/langlo/article/PIIS2214-109X(15)70040-9/abstract

 
 
 
  • Bold
  • Italic
  • Underline
  • Stroke
  • Quote
  • Smileys
  • :confused:
  • :cool:
  • :cry:
  • :laugh:
  • :lol:
  • :normal:
  • :blush:
  • :rolleyes:
  • :sad:
  • :shocked:
  • :sick:
  • :sleeping:
  • :smile:
  • :surprised:
  • :tongue:
  • :unsure:
  • :whistle:
  • :wink: